Boulevard Av. Río de Janeiro [verde fluído]

ubicación: av. río de janeiro. caracas.

año: 2014

status: ideas preliminares. concurso.

cliente: alcaldía de baruta

arquitectos asociados:

  • aliz mena y bernardo dorbessan
  • franco micucci + arquitectos asociados.

director de proyecto:

iliana germán

arquitectura:

manuel barrios, aliz mena, franco micucci, bernardo dorbessan, cruz criollo, josé angel perez, andrea hernández bueno. colaboradores: karen orta e israel leal.

ingeniería y tecnología:

bernardo dorbessan

El proyecto parte de la recuperación del sistema ecológico del lugar a través de una serie de operaciones que progresivamente contribuyan al objetivo de una ciudad más verde, en la que la relación con el río pueda ser potenciada. Esto a través de un espacio público lineal en el que se combinen la presencia del verde, el tratamiento de las aguas tanto servidas como de lluvia, el mejoramiento de los sistemas de movilidad peatonal y ciclística, el favorecimiento del transporte público, y en consecuencia estimular un nuevo frente construido a lo largo del Bulevar Río de Janeiro.

En función de esos objetivos la primera actuación implica la reubicación de las áreas de estacionamiento a través de estrategias de reordenamiento de puestos superficiales en los bordes de vía y la generación de tres estacionamientos subterráneos que sirvan tanto al espacio público como al sector en general. Los estacionamientos de carácter subterráneo se ubican bajo las Calles Caroní, Trinidad y Monterrey de forma equivalente e integrada al de la Plaza Alfredo Sadel. Esos dos sistemas de estacionamientos se complementan a su vez con los garajes privados a ser incorporados como parte del proceso de desarrollo inmobiliario que experimenta el sector.

 

En una segunda instancia se acondicionarán los espacios recuperados tanto en la acera sur del Bulevar como al norte del mismo. Esto a partir de la reconstrucción de sus suelos, favoreciendo los espacios destinados al peatón y a la incorporación de vegetación tanto superficial o rastrera como arbórea. El tratamiento del agua a través de humedales, estanques de agua y otros medios forma parte del paisaje urbano que se desea alcanzar, garantizando una mejor relación con el río e incorporando su presencia en el espacio público.

La tercera estrategia se relaciona con la creación de cuatro dispositivos  arquitectónicos y paisajísticos en los que se garantiza la integración del lugar tanto en sentido norte-sur como a lo largo del recorrido este-oeste. Estos dispositivos actúan como taludes o cuerpos inclinados que se integran tanto al elevado existente sobre la Avenida Principal como elementos de integración con puentes peatonales que permiten cruzar sobre el río Guaire.  Cachicamo, Tuqueque, Colibrí y Pereza, son los nombres con que se han identificado estos dispositivos, tanto por su geometría como por su relieve en el lugar. Estas piezas contienen programas que permiten albergar desde estacionamiento para bicicletas hasta servicios sanitarios, puestos de seguridad, entre otros. En algunos sectores de estos dispositivos se empleará la tierra que resulta de la excavación de los estacionamientos para manejar los relieves que se requieren en el espacio público.

Los dispositivos se complementan con una serie de estructuras metálicas que a modo de puentes peatonales conectan en sentido norte sur a la urbanización Las Mercedes con la de El Rosal. Esto por cuánto en esta urbanización se concentran una serie de usos metropolitanos así como importantes áreas comerciales y residenciales. En esta última se ubican una serie de parques de bolsillo y plazoletas a lo largo de la calle Carabobo que favorecerían la presencia de una ciclovía al norte del río Guaire así como un sistema peatonal que integre urbanizaciones y sectores diversos en sentido este-oeste. Estos puentes servirán no sólo para conectar peatonalmente sino para reubicar algunos servicios o tuberías que atraviesan el río y que en lo particular se aprovechan del agua circundante para la incorporación de vegetación a lo largo de las estructuras.

Los relieves en el terreno del bulevar se desarrollan como un recurso para acompañar las filas de árboles con bandas verdes y que delimitan los recorridos peatonales y la ciclovía. Esta última se ubica próxima al río y se acompaña de una franja verde o de agua que permite animar el recorrido y produce la ilusión de una ribera natural. Así mismo en algunos casos se dejan espacios de integración con la calzada del Bulevar Río de Janeiro tanto para la conexión peatonal con los estacionamientos subterráneos como con las paradas del transporte público.

La cuarta estrategia se integra a la tercera y consiste en la disposición de una serie de elementos verticales que a modo de torres permiten albergar programa, garantizar la circulación vertical a través de ascensores y escaleras, y contribuir al proceso de tratamiento de las aguas residuales del sector y las del río a través de humedales de tipo vertical que lo revisten como una pieza verde de origen natural y de colores. Estas torres se integran a los dispositivos como elementos de señalización urbana y referencia visual en el sector. A su vez complementan el paisaje lumínico de las vallas publicitarias que se ubican a lo largo de la autopista.

El tratamiento de las aguas servidas tanto de los colectores urbanos circundantes como de las del río Guaire contribuirá al suministro de las aguas necesarias tanto para el riego como para los estanques y diversos elementos paisajísticos de agua del espacio público. A su vez estas servirán para el suministro de agua a los servicios sanitarios y otras facilidades concentradas en las torres.